Español(Spanish Formal International)English (United Kingdom)


Javier Rivero enfrenta naturaleza y ser humano en Galería Itinerante

El pintor vizcaíno muestra en vitoria una selección de sus lienzos hasta el próximo 4 de abril

JavierRivero

El pintor Javier Rivero, entre algunos de sus trabajos.Foto: david moreno

David Mangana

VITORIA-GASTEIZ. El ser humano y la naturaleza se comunican durante las próximas semanas en Galería Itinerante. El pintor vizcaíno Javier Rivero desembarca en el espacio coordinado por Juan López de Ael con una selección de su trabajo pictórico que se ofrece al público vitoriano hasta el próximo 4 de abril.

El artista de Sopelana comenzó a profundizar en su pintura a mediados de los años 80, trazando unas coordenadas que han derivado finalmente en una pintura simbólica donde la naturaleza, "a todos sus niveles", se interrelaciona con una figura humana que se muestra, en su misma escala, como insignificante ante su entorno.

Las personas, "a nivel social, individual, de pareja", son los pequeños ejes de estos lienzos de técnica mixta, el centro de un compás que traza paisajes abrumadores que hablan con sus gestos del trayecto, de la observación, de la huida, del movimiento, mostrando a la vez diferentes actitudes. "Es una pintura narrativa que sucede en un contexto tragicómico", que retrotrae a sus diminutos personajes a décadas pasadas y los sume en un gris que habla de la deshumanización y de los sentimientos.

Rivero, que en sus más recientes trabajos muestra paisajes más violentos y apocalípticos, habla en esta selección de una suerte de divinidad escondida en el telón de fondo de saturados y difusos celajes, compone cuadros con cinematográficas bandas, mueve a sus protagonistas por paisajes geométricos e incluso homenajea a Rubens, Rembrandt y Oteiza, acercándose a sus obras desde su particular perspectiva.

Lo inalcanzable, Soledad mirando, Lloviendo en Markina o La dama de Amboto son algunos de los títulos de las piezas reunidas en la galería de la calle Zapatería, que juega con la materia, la variedad de colores, destacando la presencia de azules y grises, y los degradados. Algunas de las obras también experimentan con el rótulo, el collage y géneros como el bodegón, descubriendo de esta manera los diferentes puntos de vista del lenguaje pictórico de Javier Rivero. "Tengo claro lo que quiero hacer, me cuesta más pensarlo que pintar", afirma este creador de rápida factura y profundo poso.

 

Diseño y Programación WebDiseño y programacion web Labton Ikerk